Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 28 de mayo de 2014
Test del VM-250 de Phonocar

La democratización del MirrorLink

El VM-250 de Phonocar permite replicar el contenido de smartphones y tablets en cualquier reproductor 2DIN o monitor que disponga de entrada audio/vídeo. Gracias a ello, este innovador producto proporciona tecnología MirrorLink a cualquier vehículo que disponga de pantalla.

[Img #3354]Muchos son los fabricantes de producto aftermarket que ofrecen en sus unidades multimedia la función Mirror Link con la que podemos interactuar con nuestro smartphone desde la unidad principal instalada en nuestro vehículo, con o sin necesidad de cables de interconexión. A través de determinadas aplicaciones compatibles tendremos la agenda diaria, el correo electrónico, la navegación GPS, etc, instaladas en el móvil pero controladas desde el monitor principal. Incluso muchos fabricantes de automóvil ya poseen el software para sus unidades OEM, como el car play de Apple ya previsto para varias marcas como Mercedes o Ferrari. Pero si nosotros tenemos un coche no tan avanzado teníamos difícil tener esta prestación, hasta ahora. 
La prestigiosa marca italiana Phonocar, fundada en 1972 y con un catálogo que abarca desde unidades multimedia, altavoces, amplificadores y todo tipo de accesorios, nos brinda la posibilidad de hacerlo. Sólo necesitamos tener una unidad con pantalla y una entrada audio-video disponible. Aquí conectaremos el VM-250, un módulo de un tamaño similar al de un paquete de tabaco al que vinculáremos nuestro teléfono a través de la red wifi que dicho módulo genera. Su compatibilidad con Apple y Android lo hace muy versátil además de la posibilidad de reproducir archivos a través de la toma USB que incorpora y que gestionáremos con el móvil como si se tratase de un mando a distancia. 

Instalación rápida y sencilla
La instalación es muy sencilla, sólo tenemos que conectar los cables de alimentación rojo y negro a positivo de contacto y negativo respectivamente y después la salida de audio-video a la entrada disponible en nuestra pantalla. 
Si es un equipo aftermarket no tendremos problemas puesto que todos suelen tener una línea aux-in de audio-video para dispositivos externos, pero si la pantalla es la original del vehículo puede que no la tengamos. Aquí es donde podemos necesitar la instalación de un interface multimedia externo para generarla si no disponemos de ella. Normalmente estos interfaces crean la entrada de video pero no la de audio puesto que utilizan la toma aux original. También podremos añadir a éstos una cámara trasera teniendo más argumentos de venta y ofreciendo más posibilidades al cliente final.

[Img #3355]Funcionamiento
Al poner el contacto aparece un salva pantallas de inicio con el logo de la marca y ya podemos enlazar nuestro smartphone. 
Las pruebas del producto las hicimos con un iPhone 4S y un 5, nada más sencillo que activar el wifi del móvil, localizar la red “Phonocar” y conectar. Después activamos air-play en el menú desplegable inferior volvemos a seleccionar esa red y activamos la función “duplicación”. Automáticamente tenemos la pantalla principal del móvil en el monitor del coche y cada vez que realizemos cualquier gesto o abramos cualquier programa se duplicará la imagen en el coche. Muy simple. Con teléfonos Android, dependiendo del modelo entraremos por “Screen Mirroring” o instalando la aplicación Carphone directamente de la página Phonocar.es.

La pantalla condiciona su calidad
La transmisión de video es correcta y fluida pero debemos entender que el resultado final dependerá muchísimo de la calidad y resolución de la pantalla a la que enviamos los datos. Igual para la señal de audio, podemos reproducir la música o vídeos que llevamos en el móvil viendo las carátulas o imágenes que el propio programa encargado de reproducirlos nos muestre, eso sí, siempre controlado desde el móvil. Quien dice móvil también dice tablet, ya que también puede funcionar con ipad, tablets Android, etc. 
Si lo utilizamos para ver la navegación del smarphone, debemos recordar que el audio sólo lo oiremos si estamos en modo aux en la fuente principal, lo que imposibilita el oír la radio a la vez. En el vehículo de prueba, no tuvimos dicho problema puesto que lleva instalado un procesador DSP que permite programar dos de sus entradas como auxiliares con detección automática, con lo que en el momento que recibe señal por ellas enmudece el resto proporcionando un resultado fantástico y una integración absoluta. 
También pudimos observar un aumento considerable de la temperatura del teléfono, lógico ya que hay un mayor consumo energético por su parte debido a la transmisión de datos e iluminación y si además lo tenemos cargando es de lo más normal. Para minimizar esto en lo posible se recomienda bajar al mínimo la iluminación de la pantalla del móvil lo cual no repercute en el visual del coche y además ahorra mucha batería mientras lo tengamos enlazado.

Noticias relacionadas
12voltiosDigital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress