Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 1 de octubre de 2014
Test unidad multimedia ABH-65BT de KDX Audio

Multimedia para todos

Con un precio ligeramente por debajo de la barrera psicológica de los 400 euros, Radiovox nos presenta esta completa unidad multimedia que no deja nada en el tintero para entretenernos y guiarnos en nuestros desplazamientos.

[Img #3486]

Radiovox es una firma que se halla en la memoria colectiva de todo aficionado español al sonido en el automóvil. Fundada en 1978, vivió la expansión del mercado del vehículo en España y supo beneficiarse de ello. 
Tras una época de vacas flacas en la que las multinacionales parecieron quedarse con todo el mercado, el producto nacional ha renacido con fuerza como el Ave Fénix. Un claro ejemplo es Radiovox, cuyo ingente catálogo (solo hace falta visitar su web) abarca no solo la distribución de productos tan punteros como el que analizaremos, sino todo tipo de adaptadores, accesorios y herramientas o material de taller necesario para la correcta instalación.
Sin más prolegómenos, la unidad que ocupa estas páginas ofrece lo que hoy en día viene siendo imprescindible en un aparato de estas características, pero no se queda en eso. 

Más de lo que parece
El corazón de esta unidad es un procesador Dual-Core que hace que permite que la gestión de sus funciones, acceso a información o pistas de sonido sean rápidas y no bloqueen el sistema.
Detrás de su limpio frontal, coronado en lo alto por la ranura para discos ópticos, en el que sólo una estrecha columna en la izquierda está ocupada por botones físicos para las funciones más directas (encendido/apagado, volumen, selección de fuente y cambio de emisora/pista) y la tapa que alberga la ranura de la tarjeta SD y microSD para datos/navegador y el USB, la pantalla táctil ocupa el 90% de la superficie. Hay que destacar que como ocurre en muchos de estos casos, el software de navegación corre por nuestra cuenta, debiendo acceder a las muchas plataformas gratuitas o compartidas que existen hoy en día.


Pantalla HD de 6,5 pulgadas
Se trata de un 6 pulgadas y media en formato panorámico y alta definición, y aunque las posibilidades de ver películas en las plazas delanteras son muy pocas, pues al volante es desaconsejable y como contenido es muy largo para disfrutarlo en parado, lo cierto es que se agradece una inversión en ese sentido, ya que es más sencillo leer el texto o mirar los mapas en un buen display. Además, el auge de los smartphones con pantallas cada vez mayores y de mucha resolución ha hecho subir el estándar de exigencia.
En la esquina inferior izquierda encontramos también una minúscula rendija que corresponde al micrófono, ya que el ABH-65BT, tal como indican las dos últimas siglas de su nombre, posee Bluetooth. Ya pasando a la trasera, menos interesante estéticamente pero igual de importante a nivel técnico, se nos revelan el conector principal con el adaptador a ISO, antena GPS, mandos al volante, entradas auxiliares de vídeo, iPod y cámara trasera y cinco salidas de previo, ya que separa los canales frontales y traseros del subwoofer.

[Img #3482]
Amplificación
Las salidas de previo de la parte trasera son de especial interés, ya que aunque esta unidad incorpora la ya clásica generosa amplificación de 4x50W, no es novedad que siendo realistas, hemos podido comprobar en la satisfactoria prueba de sonido que realmente son suficientes para mover con soltura los altavoces de origen del coche u otros de alta sensibilidad que instalemos, pero si de veras queremos un conjunto digno lo suyo es añadir amplificación exterior para atacar altavoces de mayor nivel aunque no sean tan eficientes y por supuesto, un cajón de graves para acabar de redondear el sistema.
En ningún apartado (rapidez de lectura, calidad de sonido general, velocidad de recepción GPS,...) el modelo de Radiovox parece desfallecer. Como ya hemos comentado, aunque con sus limitaciones de potencia, el sonido es bueno y la imagen, sin tener una calidad “retina” a la que nos tienen acostumbrados los dispositivos móviles, es más que suficiente para la tarea encomendada y la distancia de visionado desde la posición del conductor.


Conclusión
Sin duda, el Radiovox ABH-65BT es un gran candidato a sustituir una modesta radio de origen y así poder acceder a funciones multimedia sin por ello desembolsar una fortuna o complicarnos la vida.
Pros: Relación calidad/precio, conectividad.
Contras: Ausencia de software de navegación.


Alta potencia con bajo voltaje
Uno de los grandes problemas de obtener una buena potencia en el automóvil sin recurrir a complejos y costosos sistemas de elevación de la tensión como la fuente conmutada en la etapas de potencia se basa en utilizar esos 12 voltios disponibles de serie en el automóvil.
Para ello, el altavoz en lugar de recibir la señal de audio entre masa y un vivo lo hace desde dos vivos que están en contrafase, teniendo así el doble de voltaje disponible (12V en lugar de 6V). Si a eso añadimos la tecnología MOSFET que tiene unas pérdidas de tensión menores que las uniones de los semiconductores convencionales (transistor NPN/PNP) y que para el automóvil se eligió una impedancia de 4 ohmios en lugar de los 8 domésticos (a mitad de impedancia, el doble de potencia para una misma tensión), no se hace tan increíble que la mayoría de radios del mercado anuncien del orden de 50W por canal, como es el caso del ABH-65BT.

[Img #3488]

Noticias relacionadas
12voltiosDigital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress