Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 27 de febrero de 2015
Instalaciones para el Citroën Cactus

Nuevo por dentro, nuevo por fuera

El prolífico fabricante francés ha sacado al mercado uno de los vehículos más particulares creados por la industria automovilística de los últimos años. Soluciones particulares y diferentes a preguntas comunes. Un coche distinto a la mayoría pero que sigue dejando mucho margen de trabajo y posibilidades de mejora para el instalador.

[Img #3639]

Presentado en el salón de Ginebra de 2014 y basado en la arquitectura del C3, es uno de los pocos coches de la historia que tiene muy pocas diferencias con el concept-car mostrado antes de su fabricación en serie. Para su diseño y equipamiento, Citröen ha querido tener en cuenta la opinión del público y prescindir de elementos que según el fabricante no son indispensables o tienen poca utilidad real.  Se trata del primer modelo de la nueva línea C, la cual se basa en equipamientos prácticos y cómodos, pero sin dejar de lado la estética rompedora y atrevida que caracteriza a la marca en muchas de sus creaciones. 

En anteriores artículos sobre otros coches, siempre intentamos destacar la cantidad de equipamientos disponibles sobre todo en sistemas de seguridad o multimedia. En este caso es al revés, puesto que lo más destacable es la ausencia de ellos. Muchos equipamientos estándar o elementos de seguridad usados en coches actuales no están presentes en éste, como por ejemplo, las ventanillas posteriores no se bajan (utilizan un tipo de apertura tipo compás como el utilizado para las usadas en vehículos de dos plazas), los típicos asideros situados en el techo tampoco,  ni luces en las plazas traseras. Ni siquiera puede llevar faros de xenón. Respecto a elementos de asistencia a la conducción, también prescinde de algunos que ya empiezan a ser frecuentes en coches de este precio, como puede ser un sistema de frenado automático para evitar accidentes o el aviso de vehículos en el ángulo muerto de los espejos retrovisores. No obstante, utiliza otro tipo de soluciones innovadoras como los Air-Bumps ubicados en los laterales de las puertas y que en principio se creían pensados para proteger a los ocupantes en caso de golpe lateral pero que han resultado ser algo mucho más simple. Sencillamente se tratan de burbujas de aire bajo una protección termoplástica y que se encargan de evitar los pequeños impactos y ralladuras en los laterales del coche. Otro aspecto curioso es que no tiene hueco para consola central por lo que los asientos delanteros están juntos, tipo sofá. 

Equipo multimedia muy mejorable
Sin embargo, en cuestión de equipamiento multimedia viene más completo. Utiliza el mismo sistema del C4 por lo tanto tiene sus mismas bondades y carencias. Una pantalla táctil de siete pulgadas corona el centro del salpicadero desde la que manejaremos todo, el equipo de audio, el teléfono, el climatizador, etc. No hay botones físicos en ella y eso hace que algunas funciones sean algo complejas o requieran desviar la vista de la carretera con demasiada facilidad. El manejo es más bien “espeso”, la respuesta del panel táctil es dura y el software mas bien lento. Todo esto hace que no sea una experiencia muy gratificante y dado el extendido uso de smartphones y tablets ya súper rápidos entre la mayoría de público aún se hace más extraño que Citroën no apueste por un sistema más avanzado. Por supuesto tiene tomas de USB, entrada AUX, Bluetooth y opción de navegador. Además tiene opción de conexión a internet y sistema de llamada de emergencia. 

[Img #3640]

Cámara de mala calidad
De la mala calidad de la cámara ya habíamos oído hablar y aunque tiene guías de guiado para facilitar las maniobras, tras probarla doy fe de que sobre todo en situaciones con poca luz no sirve de nada puesto que la imagen prácticamente no se ve. 

Una de las primeras modificaciones recomendadas seria la de sustituir la cámara por una de mayor calidad/resolución si es que la lleva o instalarla completamente con el correspondiente interface multimedia destinado para ello ya disponible en el mercado aftermarket para el C4 y que seguramente es compatible. Así mismo, dicho interface nos puede servir para comunicar un sistema de entretenimiento trasero con la pantalla principal. Unos sensores de parking tampoco estaría mal si el presupuesto de la cámara nos resulta elevado. Es un coche alto, no tanto como un SUV pero casi, y aunque el cristal trasero es amplio la visibilidad es bastante justa. 

Equipo de audio de origen
El equipo de sonido es normal. Vías separadas delanteras, el woofer a media altura en la puerta y tweeter en salpicadero. En la parte trasera equipa coaxiales de las mismas pulgadas que los delanteros. Los altavoces que todo el grupo PSA instala como primer equipo siempre han sido muy sencillos y de baja calidad, pero con una sensibilidad muy alta para conseguir un rendimiento aceptable con los pocos vatios de la unidad principal. Su sustitución por algo de mayor calidad seguro que es una mejora notoria y por poco dinero tendremos algo más audible. 

Buen habitáculo acústico
Una de las cosas buenas que tiene este vehículo es que además de tener bastante distancia hasta el cristal (se favorece la sensación de profundidad), todo el salpicadero es simétrico y plano de punta a punta a excepción de un pequeño display tras el volante donde se muestra el cuentakilómetros, con lo que si queremos hacer que realmente suene bien lo tendremos más fácil que en la mayoría de coches donde el cuadro está sobre el salpicadero detrás del volante creando diferencias de respuesta entre los dos canales delanteros salvo reforma integral del mismo y necesariamente un presupuesto muy elevado. 

Un sistema de tres vías, ubicando el medio en la posición original del tweeter será un buen primer paso para crear un escenario e imagen coherentes. La correcta insonorización de las puertas y paneles es imprescindible en este vehículo, sólo con abrir y cerrar la puerta nos damos cuenta de ello. Esto añadido a un buen subwoofer y una amplificación decente tendrá muy buenos resultados. Si utilizamos un procesador DSP mejor que mejor ya que controlaremos mucho mejor la repuesta en fase del sistema al ubicar los altavoces fuera de eje (woofer en puerta, medio en salpicadero mirando al cristal, tweeter orientado hacia nosotros). Hoy por hoy ya no es tanto problema instalar un par de amplificadores de calidad dentro de un coche dadas las últimas novedades de varias marcas con un mínimo tamaño y prestaciones increíbles. El maletero no es muy grande pero permite realizar un recinto a medida para el subwoofer en el lateral reduciendo al mínimo el espacio ocupado.

Conclusión
Un coche distinto a la mayoría pero que sigue dejando mucho margen de trabajo y posibilidades de mejora para el instalador.

[Img #3638]
12voltiosDigital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress