Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 22 de diciembre de 2015
Nissan Qashqai 2015

Líder en la categoría SUV

La segunda versión del popular vehículo de Nissan está abarcando la mayor parte de las ventas dentro de su categoría. Eso sí, solo está disponible en la versión de cinco plazas pero con un precio bastante asequible y con un gran salto de calidad respecto a la versión anterior. Una estética exterior muy atractiva y un interior mejorado en diseño y calidad de acabados han hecho a este SUV líder de ventas, incluso sobre sus competidores de inferior precio.

[Img #4408]

 

Los dos niveles menos equipados del nuevo Qashqai (Visia y Acenta) tienen un sistema multimedia con pantalla monocromo con radio, reproductor de CD, conexión USB y AUX-IN. El resto de niveles usan el nuevo sistema Nissan Connect 2.0 con pantalla táctil de 7 pulgadas, radio digital, navegador con tarjeta SD, CD, USB, AUX-IN, conexión avanzada Bluetooth (con perfil manos libres, reproducción del audio y la conexión a aplicaciones) y cámara de visión trasera.

Para el uso de las aplicaciones, cómo Facebook, es necesaria la conexión de un smartphone con el sistema, sea por Bluetooth o por cable a través del usb, y tener instalada en él la aplicación NissanConect. Como opción existe un sistema de cámaras de 360º, solo disponible en los niveles Tekna y Premier Limited Edition.

 

Altas posibilidades de mejora del audio
El sistema de altavoces del nuevo Qashqai incluye únicamente dos versiones.  La versión sencilla se compone de cuatro altavoces básicos para los dos niveles inferiores y de vías separadas delanteras y coaxial trasero para las superiores. En total seis altavoces, contando los tweeters, y que como era de esperar deja bastante que desear. Sonido deficiente y disposición de los drivers no muy acertada, lo que da al instalador un sinfín de posibilidades de mejora. Desde cambiar los altavoces por algo mejor, pero de una sensibilidad adecuada y con no muchos vatios, para que la fuente original pueda con ellos, hasta un sistema de altos vuelos pero que en este caso ya debemos elegir más cuidadosamente los componentes a elegir.

La ubicación del grave de la puerta muy abajo y el tweeter en la esquina del salpicadero, pegado al cristal, nos pueden dar problemas si no solucionamos el error de alineación temporal y de fase que se produce al separar tanto los dos componentes. Para ello deberemos buscar un sistema de altavoces en los que -para empezar- el driver de agudos pueda arrastrar en la medida de lo posible las frecuencias reproducidas por el woofer de la puerta todo lo mas arriba posible. Obligatorio pues disponer de un tweeter que baje lo más posible sin arrugarse y un crossover en condiciones.

Si utilizamos un procesador DSP tenemos gran parte de la batalla ganada, ya que con él y con un sistema activo bi-amplificado podemos compensar sin excesivo esfuerzo todos los problemas relatados anteriormente.
Si optamos por un tres vías activo modificando los montantes delanteros para ubicar un altavoz de medios, aún tendremos mejores resultados. Lógicamente con un incremento en el presupuesto, pero necesario si queremos que realmente suene bien.

Cabe recordar el obligatorio tratamiento insonorizante mínimamente en las puertas delanteras. Aunque el Qashqai no es muy ruidoso, el efecto de cualquier vibración sobre la reproducción del sonido es nefasto.
El maletero es bastante grande y al beneficiarse de la ausencia de la rueda de repuesto tiene un doble fondo en el que sin mucho trabajo podemos acomodar la electrónica y, por que no, incluir también un buen subgrave.

 

[Img #4409]

 

Instalación de pantallas traseras
En el aspecto multimedia, la inexistencia de sistemas de entretenimiento trasero oficiales, deja el campo libre para la imaginación del instalador. La opción de ubicar pantallas en los reposacabezas puede ser la más recomendable puesto que el techo panorámico es una de las opciones más vendidas en este vehículo y prácticamente hace imposible la instalación de un monitor de techo.

Sea cual sea la versión elegida podemos mejorar su equipamiento sin necesidad de buscar mucho. Cambiar la unidad principal si lleva la básica, tampoco será problema ya que hay disponibles carátulas adaptadoras para instalar cualquier sistema de radio del mercado o las populares unidades de estética OEM.

 

La seguridad, cada vez más presente
En el nuevo Qashqai los ingenieros de Nissan han implementado un sistema llamado «escudo de protección inteligente», que reúne diferentes equipos de seguridad para la conducción como la identificación de las señales de tráfico y un sistema anticolisión frontal que mediante una unidad de radar es capaz de medir la distancia con el vehículo precedente y alertar al conductor en caso de detectar riesgo de colisión, el sistema de alerta por cambio involuntario de carril, el asistente de luz de carretera (encargado de cambiar entre luces largas y cortas automáticamente dependiendo de el tráfico en sentido contrario al nuestro).

Como en la mayoría de vehículos de alta gama, el radar de colisión puede frenar por completo el vehículo si el conductor no reacciona a tiempo. Un detector de fatiga y un sistema de detección de ángulos muertos terminan el alto equipamiento en el campo de la seguridad. Este vehículo  también puede equipar un sistema de aparcamiento automático, similar al que usa el grupo VAG o Ford, e igualmente necesita un hueco de unos 80 centímetros más largo que el propio coche para aparcarlo en línea de forma automática. Los faros de xenón empiezan ya a ser cosa del pasado y el fabricante nipón ha optado por equipar a todas las versiones con lamparas led tanto para cortas como para largas, mejorando el rendimiento de los faros y bajando el consumo energético.

 

Visión perimetral deficiente
El sistema de visión perimetral se compone de cuatro cámaras, una delantera, otra trasera y las restantes ubicadas en los retrovisores. Con ello se consigue una visión de 360 grados con la que controlaremos todo el perímetro del vehículo evitando incluso los roces con las llantas en los bordillos. El funcionamiento se basa en una unidad que recibe las diferentes imágenes enviadas por cada cámara y una vez procesadas consigue ese efecto de vista de pájaro alrededor del vehículo. Lógicamente para ello no sirve cualquier cámara, la capacidad de apertura de la lente es muy importante para este proceso puesto que tenemos que abarcar el mayor campo visual posible. Una pena que la calidad visual del sistema no esté a la altura, y posiblemente no por la calidad del panel si no por la de las propias cámaras o en su defecto del procesado de imágenes. Realmente se ve bastante mal, muy borroso y con poca definición. Recordamos que si el vehículo no lleva este equipamiento, se le puede añadir a posteriori puesto que en el mercado de aftermarket hay diferentes opciones de sistemas de cámaras 360º tanto universales como específicas a un precio no muy alto. Complicado si lo queremos hacer con el monitor original pero no imposible.

 

12voltiosDigital • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress